Noreña, en el buen camino

Gracias a todos los vecinos de Noreña, hemos recogido en menos de un año en el municipio 61.020 kg de basura orgánica.

La campaña de implantación del contenedor marrón «Reciclar la orgánica no es un marrón» que se inició en enero de 2018, el buen uso que los noreñenses le han dado al contenedor marrón y el compromiso del Ayuntamiento por alcanzar el objetivo de reciclar el 50% de los residuos del concejo, han convertido a este proyecto en un referente de la región.

En la rueda de prensa celebrada ayer con motivo de la presentación de la tercera fase de la campaña «Reciclar no es un marrón», Santiago Fernández, gerente de Cogersa, dió algunos datos sobre la recogida de la fracción orgánica en la villa condal. Más de 61.000 kg en algo menos de un año y  1.200 kg semanales son el balance de estos 11 meses de campaña.

Toda la basura orgánica recogida en los contenedores marrones de la villa condal ha sido llevada a la planta de biometanización de Cogersa, que procesa la fracción orgánica de residuos municipales (domésticos y comerciales) clasificada en origen, y los lodos de depuradoras de aguas residuales urbanas.

Más información sobre la planta de biometanización de COGERSA

La planta de biometanización de COGERSA puede tratar hasta 30.000 toneladas anuales de residuos biodegradables, aunque se prevé duplicar esta capacidad en los próximos años y llegar incluso hasta las 90.000 toneladas/año en 2020.

La planta ocupa una superficie de 38.610 metros cuadrados y está dotada de una tecnología de tratamiento por vía húmeda, con sistema de compostaje final en trincheras. El proceso industrial ha sido diseñado de manera versátil de forma que permite gestionar tanto la materia orgánica procedente de la recogida separada de residuos municipales (FORM) , como los lodos de depuradoras de aguas residuales urbanas, para generar compost de calidad y biogás.

COGERSA comercializará el compost como enmienda orgánica que mejora las cualidades orgánicas y físicas del suelo cultivable. Y canalizará el biogás hacia el equipo de alternadores para transformarlo en energía eléctrica. La instalación, que dará empleo a diez personas cuando esté a pleno rendimiento, producirá en concreto unos 3.400.000 metros cúbicos anuales de biogás y alrededor de 5.600 toneladas de compost.

Noticia publicada en El Comercio



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies